La escleroterapia de varices es un procedimiento medico, que se utiliza para tratar  las varices, hasta hacerlas desaparecer.

Como tal procedimiento esta constituido por un diagnostico del proceso que causa la aparición de las varices y la aplicación del tratamiento pertinente.

Como mas adelante veremos , este procedimiento se ha venido realizando desde hace mas de cien años, que se inicio con una intención: convertir un vaso sanguineo, constituido por una fina pared que contiene la sangre en su interior, en un tubo con la pared engrosada hasta tal nivel que sea imposible que se conduzca  sangre por su interior.

Pero debido a muchos  e incluso algunos  pintoresticos motivos, el resultado obtenido con la aplicación de este procedimiento ha sido dependiente del medico que lo practicaba, por lo que durante muchos años se consideraba un  metodo tecnico dependiente , lo que lo equiparaba a un arte mas que una ciencia, donde la reproducción de un resultado es el elemento esencial.

Recientemente, gracias al impulso de varias Sociedades Cientificas, se han empezado a estandarizar, dentro de lo posible, los mecanismos a aplicar para desarrollar este procedimiento. Decimos dentro de lo posible , porque todavia se discrepa en lo mas elemental para realizar una estandarización, como es la forma como se producen las varices. Por otro lado han influenciado intereses ajenos a la patologia de esta enfermedad y atribuibles a las costumbres de los terapeutas, como es el interes que tenian en tratar esta patologia en invierno y evitar su aplicación  en verano.

Nosotros somos partidarios que se llegue a una estandarización tal, que aplicada de forma general y universal, se obtengan los mismos resultados y sean operador independiente, afin de producir resultados que se puedan analizar de forma cientifica. Si se circunscriben los sesgos que distorsionan los resultados y se insiste en la formación para obtener una experiencia en su  practica, se llegará a converger hacia unos resultados similares, y por tanto fiables para poder aplicar estudios estadisticos, que proporcionen finalmente  las indicaciones de este procedimiento. Y siempre analizando de forma separada y cuestionandose, cada uno de los motivos que se aducen para instaurar uno u otro proceso.

Asi, si no se realiza de la misma forma el estudio de la extension del proceso varicoso y no se aplica la misma tecnica, de la misma forma, a la misma concentracion de esclerosante y con los mismos criterios de evaluación de  los resultados obtenidos,  se producirá una dispersión tal, que haga imposible analizar, si una mejora sea o no efectiva.

En definitiva pretendemos que lo que se ha considerado un arte pueda convertirse en una ciencia, y los que la aplicamos no seamos artistas o artesanos sino cientificos.